Diccionario de cerámica

por Susan Mussi

TRANSFERIR

en: TRANSFER

ca: TRANSFERIR

Transferir, textualmente significa pasar algo de un lugar a otro.
Una calcomanía en cerámica, es la copia industrial de un diseño para reproducirlo en serie. Se puede comprar preparada, pero generalmente la calcomanía se diseña para cada objeto.

La calcomanía se imprime sobre un papel preparado especialmente para este fin y se aplica al final, cuando el color se ha secado, una película transparente que es lo que permite que sea transferida a otra superficie, en la cerámica se hacen para colocarlos sobre una superficie esmaltada y que luego se cuece entre 750 º y 800 º C.

Secuencia de trabajo:
1) El azulejo es de 7,5 × 7,5 cm. Cocido sobre un esmalte de color blanco opaco.
2) Limpiar con un paño suave, ligeramente humedecido la superficie a aplicar la calcomanía, esto ayuda a situar la calca en su lugar.
3) Hay un espacio entre las calcomanías, para recortarlas. Cortarla al tamaño que se va a utilizar.
4) Sumergir en un recipiente con agua, si la calca es pequeña, se pueden introducir tres o cuatro calcomanías a la vez. En pocos segundos la calca se enrolla, esto es debido a la humedad del papel, una vez que se separa de la película que la protege se aplana de nuevo.
5) Sacarla del agua y sostenerla entre los dedos de las manos moviéndolos ligeramente para comprobar que el papel de abajo y la película transparente de encima se separan.
6) Colocar la calcomanía sobre la baldosa separándola 1 cm. aproximadamente del papel blanco, situándola correctamente en su lugar por las dos esquinas superiores.
7) Mantener presionada la calca con una mano y con la otra estirar por debajo el papel blanco hasta que se deslice suavemente.
8) Una vez retirado el papel, rectificar si hace falta la calcomanía para recolocarla correctamente, por lo que hay que situarla de nuevo.
9) Con una media luna de caucho, espátula de goma o simplemente goma de borrar blanda, sacar todo el agua que pueda haber quedado atrapada entre la calca y la baldosa esmaltada, pasando suavemente la herramienta de goma empujando la humedad hacia las esquinas de la baldosa.
10) El último paso antes dar la calcomanía por acabada, es pasar un trapo de algodón por encima apretando suavemente hacia las esquinas. Siempre queda alguna gota de agua atrapada entre la calca y la baldosa. Una gota de agua encerrada en una calca, es una pieza dañada después de la cocción.

Nota: La primera ilustración es de una baldosa de 15 × 15 cm. pintada a mano, fue decorada especialmente para hacer la calcomanía. Las siguientes fotos se han hecho sobre un lienzo de color marrón para que se vea el contraste con el papel blanco de la calcomanía.