Diccionario de cerámica

por Susan Mussi

en: KANNA

ca: KANNA

Haga clic en el título para ver más imágenes

La Kanna o tobikanna, Es una técnica japonesa. Significa “Salto del hierro”
Es una textura que solo es posible realizarla con piezas hechas en torno.

Consiste en crear en la superficie de las piezas de cerámica, un grabado repetido, inciso y continuo alrededor de la pieza, mediante una herramienta concreta de metal flexible, efectuado siempre aprovechando el giro rápido del torno.
Es importante tener la arcilla en el estado de humedad justo, porque si está demasiado blanda la herramienta solo rebajara y si está muy duro no cortara con suficiente profundidad, creando un patrón repetido débil.

Método de trabajo:
Una ver retorneada o pulida la pieza de cerámica, volverla a centrar en el torno.
A continuación mantener la herramienta con firmeza entre los dedos y apoyando el brazo fijamente, empezar a devastar tocando con la punta de la herramienta, cuando note una vibración fuerte, es que se está creando el patrón de la Kanna. Mover la herramienta hacia arriba y hacia abajo o cambiando el ángulo de la herramienta, la velocidad del torno o la presión de la herramienta. Todo afecta al resultado final.
Como no se puede ver el patrón que se está creando, debido a la velocidad del torno, es posible que de vez en cuando quiera parar el torno para comprobar el resultado. Al hacer este paro y reiniciar la incisión, el patrón cambia, nunca continuara el gravado.

Métodos decorativos.
1) Aplicar engobe sobre la pieza, cuando haya perdido el brillo del engobe y la pueda tocar la pieza sin dañarla, ponerla en el torno sobre una horma y empezar por arriba o abajo a aplicar la herramienta que toque en principio suavemente.
2) Una vez realizado la decoración sobre la arcilla desnuda, se puede aplicar óxidos o engobes en los surcos. Cuando estén lo suficientemente secos, pasar una cuchilla o metal muy fino para que queden nítidos.
3) Después de bizcochar, se puede aplicar un barniz transparente que cubra la superficie para acentuar los efectos de los surcos, o bien aplicar un esmalte que resaltará también la textura.

Herramientas.
Se pueden fabricar las propias herramientas, o comprarlas.
Las herramientas han de ser lo suficientemente flexibles para crear el patrón en el movimiento del torno.
Con unas tijeras de hojalata y unos guantes, recortar las formas deseadas con restos o tapaderas de latas, aluminio o acero flexible, trozos de fleje.

Las cuchillas también funcionan siempre que una de las partes esté recortada en forma redondeada. Proteger con cinta aislante la parte opuesta para evitar que sea cortante y poder presionar más al hacer las incisiones.

Fotos cedides per: Nuria Pié, Shigeo Shiga, Ellen Rusdorp, Monona Álvarez.

Autora – Nuria Pié

Enlace al video realizado por – Núria Pié